miércoles, enero 14, 2009

Cristo sin cruz

Fotografía de un Cristo gigante sito en la costanera de Miramar, Buenos Aires, Argentina.


Lo quiero ver acá. Totalmente desnudo comiendo un pancho por la calle Corrientes. O en la cancha, alentando a Tigre este domingo con su sueño de campeón. O bailando el tango en la Plaza Dorrego entre turistas y palomas. O en la cola del banco, o sentado en una butaca desvencijada en una función continuada de cine. O cartoneando. Por qué no recitando una poesía, emborrachándose, enamorándose. ¡O como ustedes elijan! Pero a nuestra imagen y semejanza. Ustedes que veneran al dios y se olvidan del hombre y continúan, siglo a siglo, crucificándolo. ¡Quítenle los clavos y la corona de espinas, bájenlo de una vez de la cruz! Curen sus heridas, besen su dolor. Devuélvanle la libertad en un holograma de vida y brazos abiertos.

2 comentarios:

diana poblet dijo...

Quítenle los clavos,¿no la escucharon?...
¿Todos sordos?

Un abrazo enorme amiga en esta lucha compartida para recuperar al Humano y dejarnos de joder con tantos dioses ajenos.
Con mi abrazo,
d.

fabio dijo...

Una Herejía cristalina.

Una Elegía cristiana.

Fabio Rojo
yquehaydetras@hotmail.com