miércoles, enero 14, 2009

En coma

Los ojos cerrados navegan entre ruinas.
Un estampido de cuervos despierta la única semilla
rastro de un tiempo delicioso de primaveras.
Su cuello, sus hombros y su frente resisten.
¡No busca piedad!
Olvida los sueños de ojos abiertos
y sin esfuerzo su boca se despide
en grises aleteos.
La libertad es tan incomprensible ahora.
No tiene remedio el silencio,
algo susurra su pulso:
no sé qué dice.

1 comentario:

julia del prado morales dijo...

Poema triste y puntual del estado de coma. Te abraza, Julia (Recoge los premios que me dio Verónica Curutchet y Migdalia Mansilla, están en la parte lateral de: http://vienenpajaritasdepapel.blogspot.com)